Autogestión

Aunque nuestra vocación no es la autosuficiencia, sino la autogestión y el intercambio, cubrimos muchas de nuestras necesidades con nuestras propias manos. En los huertos de casa cultivamos buena parte de las hortalizas, frutas y aromáticas que comemos durante todo el año. También producimos huevos en los tractores de gallinas o miel en el proyecto de apicultura, así como cerveza y preparados medicinales.

En el horno de pan cocinamos nuestro pan, ecológico y artesano. Para movernos utilizamos sobre todo las bicicletas, que montamos nosotros. También disponemos de un par de vehículos comunitarios. Y hacemos inventos, muebles o bioconstrucciones con una diversidad de técnicas. A lo largo de los años hemos acogido muchos proyectos, algunos de los cuales ya no siguen activos, como el de forja.

El sistema de agua está organizado en un ciclo autosuficiente y circular, creado sobre la base de sistemas centenarios del valle. Canalizamos el agua desde los manantiales del valle, reutilizamos las aguas grises y nos duchamos con agua calentada con colectores solares y electricidad. Para conocer mejor el sistema puedes visitar también estos mapas y fotos, edidados por Oasis.