Rehabilitación

La finca agrícola de Can Masdeu está siempre en construcción. Las posibilidades de mejora de los espacios son casi infinitas, pero desde la okupación, y ante la degradación que presentaba el edificio, se ha asegurado prioritariamente su solidez estructural, en un proceso asesorado y avalado por Arquitectos sin Fronteras.

En 2001, después de casi medio siglo de abandono, el edificio principal estaba amenazado por el inminente derrumbamiento del tejado y la mayoría de edificaciones anexas se encontraban en un estado ruinoso. Afuera, las terrazas de cultivo habían desaparecido bajo las zarzas y el complejo sistema de riego estaba relleno por toneladas de tierra e inoperativo. Con una ilusión inversamente proporcional al presupuesto, hemos ido rehabilitando la estructura principal, especialmente el techo, y hemos recuperado las balsas y las terrazas.

Progresivamente hemos tenido que cambiar un montón de vigas de diferentes partes de la casa que habían sido afectadas por las goteras durante décadas. También, con el tiempo, hemos ido mejorando la habitabilidad del espacio con intervenciones cada vez más cuidadosas y menos provisionales. Y, junto con los compañeros de los huertos comunitarios, hemos recuperado una sorprendentemente compleja y productiva infraestructura agrícola, desde las acequias al pozo, pasando todo tipo de rincones olvidados y muros derrumbados.

Poco a poco hemos ido rehabilitando también las partes destinadas al uso público, desde la “sala de yoga” a los jardines del PIC, pasando por la explanada del Tilo o las escaleras centenarias, así como una multitud de edificios anexos, por ejemplo, el horno de pan o la “fabriquita” de cerveza. En total, cerca de 30 talleres y almacenes permiten autogestionar una parte del ciclo de los materiales.

Investigamos en técnicas de bioconstrucción baratas y sostenibles, y aprendemos habilidades diversas, como por ejemplo la fabricación de calentadores solares, la construcción en madera con la técnica timber frame, el diseño de letrinas secas y estufas de leña, la edificación con paja o caña, la pintura con cal o el riego con sistemas de goteo programado, entre muchas otras. Si quieres ayudar en estas tareas, permanece atento al mailing del PIC, muchos veranos organizamos campos de trabajo.

This post is also available in: Catalán, Inglés